Nicolae Zãrnescu, DREPT

 

 


El fundamento de  la pena en  las teorias modernas

 

Cristina Rotaru

 

 

El fundamento de  la pena ha  sido una tema  tratada no solo por juristas,  sino también por  filosofos, psichologos, sociologos.

Los varios puntos  de vista se  han agrupados en  las teorias de  la pena.

 

Las  teorias absolutas de la  pena.

 

En la conceptión  de Kant la  pena es el  resultado que se impone cada  vez cuando se  comete un delito.  Es la retribución  que siempre debe  accionar, y debe  ser equivalente al  daño causado por  delito “punitur quia  peccatum est”. En  su opinion el  castigo no debe  ser fundado en  razones de utilidad  social porque el  hombre es “fin  en si misma”  y no un instrumento en  beneficio de la sociedad. Entonces  la pena debe  basarse en el  hecho de que  el delincuente la  marece según las  exigencias de la  ley penal.

Por eso, la  ley penal se  presenta como un  “imperativo categorico”, una  exigencia de la  Justicia. Ella debe  ser ariba de  las concideracionés utilitaria como  protección de la sociedad or  otras. La pena  es un fin,  y no un  medio para conseguir  un bien, ni  en la situación  en que el  se consige para  sociedad porque el  hombre nu puede  ser tratado como  un objecto al  servicio de ciertos  fines.

Otro representanto  de la teorias absolutas  es Hegel con  su teoria retribucionista.  El mira la  pena como la  afirmación del Derecho.  El delito es  la negacion de  orden juridico (tesis) y la pena (antitesis) es la negación  del delito. En  este construcción “negación de la  negación”, la pena  se concibe como  reacción, como un  instrumento que restablece  el orden juridico  sin tener fines  utilitarios posteriores.

Se han dicho  que estas teorias  no atribuen a  la pena ninguna  utilidad social y  el resultado es  que la pena  “no sirve para  nada”.

La funcción de  la pena se  funda en un  exigencia intercondicionada  ya  sea religiosa, moral  o juridica   de Justicia. Es  una Justicia absoluta,  que no depende de conveniencias  utilitarias.

La escuela clasica  de Derecho Penal  ha asumada estas  ideas que han  sido adaptados en  los principios formulados  en obra de  Montesquien y Cesare  Beccaria.

 

Las torias relativas  (de la prevención)

 

La falta  de la utilidad  social de la  teorias retribucionistas ha conducida  a sus fracaso.

Por este razon  han nacido algunas  teorias donde la pena no se justificaria  como una respuesta  retributiva al mal  cometido sino  como una  modalidad de prevenir  delitos futuros.

Frente a las  teorias absolutas, estas  teorias (preventivas)  reciben el nombre de  “teorias relativas”.

Como se dijo  mientras que la retribución mira  al pasado, la  prevención mira al  futuro.

Las teorias relativas  han conocidos dos  corrientes : 

–prevención  general;

–prevención  especial.

 

1. La prevención general

 

Las teorias de  la prevención general  concibe la pena  como medio de  prevenir los delitos  en sociedad. 

El Derecho puede  tener en la sociedad 2  efetos :

– un  efetos intimidatorio (la prevención general  negativa);

– un  efetos integrador (la prevención general  positiva).

La prevención intimidatoria  concibe la sociedad  como un comulo  de delincuentes y  la pena como  una amenaza para  los ciudadanos.

Pero el concepto  moderno de prevención  general ha sido  introducido por Feurbach  con su teoria  de la “coacción  psicológica”. Con esta  teoria se trata de inhibir  determinados conductas consideradas  delictivas.

La pena opera  como coacción psicológica  en el momento  abstracto de la  incriminación legal.

La ejecución de  la pena debe  confirmar la seriedad  de la amenaza  legal.

Entonce la pena  no corresponde siempre  a el mal  sufrido de la  victima. Ella es  proporcional con el  mal amenazado : cuanto mas grave  sea el mal  amenazado, mas grave  sea el efeto  intimidante.

Un coriente doctrinal  sostiene que la  prevención general no  significa solo intimidación  positiva del Derecho  Penal, el respeto  por la ley.

Mietras que  la prevención intimidatoria  se llamo tambien  “prevención negativa”, el  aspeto de confirmación  del Derecho Penal  se denomina “prevención  general positiva” o  “integradora”.

La prevención  general positiva debe  entendido como una  forma de limitar  el efeto puramente  intimidatorio de la prevención general.

La teoria  de la prevención  general es criticable  desde el punto  de vista empirico  porque no se  ha demonstrado que  puede pevenir el  delito por el temor que  puede infundir la  pena.

Tambien es  criticable porque es  incompatible con la  dignidad de la  persona. No es  etico castigar una  persona por la  que puedan hacer  los demas, utilizarla  como ejemplo para  los demas.

La persona  no es un  medio para lograr  un fin.

La persona es  un fin en  si misma.

 

2. La prevención especial

 

A diferencia de la  pevención general que  usa como sujeto  la colectividad,  la prevención especial tiende  a prevenir los  delitos de una persona  determinada.

Por  eso, la prevención especial  opera en el  momento de la  ejecución de la  pena y no de la  conminación legal como  la prevención especial.

El fundamento de  la pena es  evitar que el  delincuente vuelva a  delinquir en el  futuro.

Los principales tendencias en la prevención  especial ha sido : 

 la Escuela  positiva en Italia;

 la Escuela  de von Liszt  en Alemania.

En Italia,  la Escuela Positiva  ha cabiado la  imagen promovada en  el sistemo de  Derecho Penal y  Criminologia porque ha  puesto en el  centro del atención  el delincuente. Su  principales representantes Lombroso, Ferri  y Garofalo han  echo un estudio  completo del delito  como un hecho  natural y social  y han conclusionado  que el delincuente  es como un  enfermo o inadaptado social, que  no tiene libero  arbitre.

Porque el delincuente  no tiene responsabilidad,  la pena es  ineficace, razon para  que ella debe  ser recambiada con  las medidas de  seguridad.

En Alemania  la Escuela Sociológica  conducida de Franz  von Liszt ha  establecido que la  finalidad de la pena debe  investigarse en funcción  de las destintas  categorias de delincuentes  y no de  manera uniforme para  cualquier autor.

Von Liszt  en su “Programa  de Marburgo” ha  echo un programa  politico-criminal:

–para  el delincuente de ocasión  la pena constituye  un “recordatorio” que le  inhiba ulteriores delitos;

–frente al delincuente  no ocasional pero  corigible debe perseguirse  la corrección y  resocialización por medio  de una adecuada  ejecucion de la pena;

–para el delincuente  habitual incorregible la  pena puede ser  perpetua.

La dirección  iniciada por van  Liszt ha sido  continuada en Italia  por Filippo Gramatica  que propone la  substitución de Derecho  Penal con la  “defensa social” y  con linea mas  moderado de Marc  Ancel “La defénse  sociale nouvelle”.

Pero un  grande eso ha  tenido la teoria  de van Liszt  en los años  sesenta de este  sieglo en Alemania  en que se  vivio “retorno a  von Liszt” y  cuando han aparecindo  una serie de  institucionés que permiten  substituir la pena  en delitos pocos  graves cuando la  permiten las condiciones  del delincuente   por ejemplo: la  condena condicional, la  libertad condicional, etc.

Pero las  teorias de prevención  especial que paracen  a una vista  que han encontrado  soluciones muy buenas  para los delincuentes  no explican tampoco  el fundamento de  la pena.

La  prevención especial no puede  justificar por si  sola el recurso  a la  pena:

1. en algunas situaciones  la pena no  seria necesaria para  la prevención especial  porque los delincuentes  primarios y ocasionales  no manifestan peligro  de volver a  delincvir – por ejemplo los  delitos cometidos con  cupla;

2. en otros casos  no se puede  resocializar usando la  pena porque el  delincuente habitual no  puede a veces  ser resocializado;

3. en otros casos  la resocialización puede no  resultar licita   por ejemplo los  delincuentes por convicción  politicos, terroristas, con  quien no se debe intentar  persuasion por la fuerza de  un tratamiento poeque  en un Estado  democratico la resocialización  no debe ser  obtenida contra la  voluntad del delincuente.

 

Las teorias mixtas  (de la union)

 

El resultado  de la lucha  entre los escuelas  fue las teorias  mixtas que combinan  los principios de  las teorias absolutas  con los principios  de las teorias  relativas.

Para las teorias  de la union  la pena debe  cumplir en el  mismo tiempo las  exigencias de la  retribución y prevención.  Ella debe ser  justa y útil.

Una primera dirección  ha dado prioridad  a las exigencias  de la justicia.

La segunda  dirección de las  teorias mixtas es  la utilidad pero  a diferencia de  las teorias preventivas,  se busca soluciones  útiles que no  sean injustas.

Porgue la  utilidad es el  fundamento de la  pena solo es  legitima la pena  que opere preventivamente.  La segunda orientación  es preferible desde  el punto de  vista de la  politica social, pero  en Derecho Penal  solo se pueden  trabajar con una  serie de criterios  justificantes de la  pena en su  trayectoria : el momento  de la amenaza,  el momento de  la aplicación y  la ejecución.

El autor aleman  Roxin ha propuesta  una conceptión “dialictica”  (teoria dialéctico de  la union) “en  la medido en  que accentúa la  oposición de las  diferentes puntos de  vista y trato  de alcanzar una  sintesis”.

En el  momento de la  amenaza el fin  de la pena  es la protección  de los bienes  juridicos.

En el  momento de la  aplicación (individualización judicial) la  pena no sirve  para prevención general,  sino para confirmar  la seriedad de  la amenaza legal,  pero sin sobrepasar  la culpabilidad del  autor.

En el  momento de la  ejecución, la pena  sirve para resocialización  del delincuente como  forma de prevención  especial.

Ninguna de estas teorias no explican  suficientemente la utilidad  y en el  mismo tiempo la  necesidad de la pena. En  general la conclusión  es que la  pena es un  malo necesario, pero  se trata de  una cuestion abierta,  en que se  busca soluciones para  un Derecho Penal  mas humano.

 

Bibliogafias

 

1. Costicã Bulai, Manual de  Drept Penal – parte  generalã, Ed. All, 1997.

2. Santiago Mir Puig, Derecho Penal – parte general, Barcelona,  1990.

3. Enrique Bacigalupo, Principios de Derecho Penal. Parte  general, Ed. Akal 1990.

4. Valerian Cioclei, Criminologie  etiologicã, Ed. Actami, Bucureºti, 1996.

5. Manuel Jaeén Vallejo, “La  función social de  la pena”, Revista de Ciencias Juridicas Universidad de Las  Palmas de Gran Canaria, nr. 3 / 1998.

 

Pagina anterioara
Pagina urmatoare

 

 

© University of Bucharest 2002. All rights reserved.
No part of this text may be reproduced in any form without written permission of the University of Bucharest, except for short quotations with the indication of the website address and the web page.
Comments to:Nicolae Zãrnescu
Last update: November 2002
Text editor&Web design: Raluca OVAC